FRANCISCA DUARTE

HISTORIA DEL ANIMA DEL TAGUAPIRE

Imagen de previsualización de YouTube

A pocos kilómetros de Santa María de Ipire, Estado Guárico se encuentra el Hato Barrialito el cual perteneció al Señor Natalio González Hurtado.

En ese hato llegó a desempeñarse como trabajadora María Francisca “Panchita” Duarte a quien popularmente la conocen como “Mama Pancha”, “Pancha Duarte” y “Anima del Taguapire”; fue una mujer bondadosa, responsable, decente y de un carácter recio que no aceptaba el tuteo como fórmula de tratamiento.

Cuentan los ancianos de la localidad y zonas adyacentes, que además de ser bondadosa era una excelente partera (comadrona, como las llamaban antes).

Se dice que murió de paludismo, desconociéndose el día y año exacto de su muerte y que cuando la llevan a enterrar el caudal del río les impidió atravesarlo, por lo cual tuvieron que colocar el chinchorro donde la llevaban debajo de un árbol de taguapire.

Al día siguiente cuando ya el río les permitía proseguir el camino no pudieron movilizar el cadáver porque éste estaba tan pesado que decidieron enterrarla al pié del árbol.

De ahí que al ánima se le conoce como Anima del Taguapire.

Cuenta la leyenda que un día un llanero de la zona se sentó a descansar en el árbol y le pidió al ánima que le ayudara a recuperar su ganado, a cambio él le haría un cercado de palma para que nadie la pisara.

El milagro se cumplió y el hombre no pagó su promesa, por lo que el ánima se manifestó a través de una aparición, causándole un gran espanto.

Para compensar su falta, el llanero mandó a construirle un túmulo de ladrillos en el sitio donde fue enterrada, el cual vino a constituir el inicio de lo que es hoy día la Capilla del Ánima del Taguapire.

Desde ese momento, cada viajero y visitante de la región hace su parada en éste lugar para pedirle al ánima milagrosa que le ayude a resolver sus angustias. Esta anima es conocida tanto nacional como mundialmente.

CAPILLA DEL ÁNIMA DEL TAGUAPIRE

La Capilla del Anima del Taguapire, es un templo de devoción religiosa ubicado a pocos kilómetros de Santa María de Ipire, Estado Guárico, en Venezuela. Fue construida en ese lugar como una ofrenda otorgada por un llanero que pagaba una promesa al ánima de taguapire.

 ORACION AL ANIMA DEL TAGUAPIRE

 ¡Oh! Espíritu amantísimo, símbolo de la existencia del alma, a ti rogamos, invocando al nombre del padre, en nombre del hijo y el nombre del espíritu santo, ser escuchados en nuestra suplica. Antes de apelar a ti en solicitud de intersección de dios para recibir el don de nuestra necesidad, nos permitimos recurrir a la misericordia infinita de de nuestro Señor Jesucristo para que perdone nuestros innúmerosos  pecados, manifestándole nuestro arrepentimiento y nuestro propósito de enmienda: asegurándote que todo lo que pidamos ha de ser parabién nuestro, para bien de otros y solamente para el bien. ¡Nunca jamás para el mal! Francisca Duarte espíritu amantísimo: a cambio del favor que recibamos por intersección de DIOS, te prometemos que trabajaremos con los medios que nos sean dados, por la Gloria de Nuestro Señor y por la Gloria de tu propio espíritu.

Imagen de previsualización de YouTube